Archivo mensual: marzo 2013

Proteínas vegetales y sus beneficios

Investigaciones recientes indican que las proteínas vegetales pueden satisfacer las necesidades nutricionales cuando se consumen una gran variedad de alimentos vegetales y se cubren las necesidades energéticas.  Aun así, no se deben descuidar las proteínas animales.

La OMS recomienda una proporción del 25% de proteína animal y un 75% de proteína vegetal en nuestra dieta. En este post os queremos hablar de las proteínas y sobretodo de las proteínas vegetales y sus beneficios para la salud.

En Quieroeco ofrecemos un surtido de proteínas vegetales variado, en el apartado de ECO-proteínas Vegetales (Hamburguesas Vegetales, Embutidos Vegetales,  Salchichas Vegetales, Carnes Vegetales,  Cremas y Patés…).

Imagen

¿Qué son las proteínas?

Las proteínas son moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos mediante peptídicos y, contienen principalmente hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y carbono.

Funciones

Las proteínas actúan en muchos procesos vitales, son nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento del  organismo, ya que  actúan como defensa natural del cuerpo, son esenciales para el desarrollo y el crecimiento, proporcionan aminoácidos esenciales, y son imprescindibles para la formación de hormonas, vitaminas y enzimas, hemoglobina y los jugos digestivos.

Las proteínas se clasifican en proteínas animales y en proteínas vegetales según su origen. Siendo las proteínas vegetales las más sanas por su mayor valor bilógico.

El valor nutritivo o calidad de la proteína esta intrínsecamente ligado a la capacidad para satisfacer las necesidades del organismo. La calidad de la proteína viene determinada por un alto valor biológico, alta digestibilidad, la utilización proteica neta, y un alto valor en aminoácidos.

Beneficios de las proteínas vegetales

Las proteínas vegetales que encontramos sobre todo en las legumbres, cereales y frutos secos son las más completas y saludables, ya que cuentan con menos grasa y por tanto con menos colesterol, siendo muy ricas en vitaminas y minerales.

Además, su alto contenido en fibra, ayuda a prevenir el estreñimiento y a regular el tránsito intestinal. Asimismo, el contenido en fibra ayuda a hacer una buena digestión, de ahí que las proteínas vegetales sean muchísimo más fáciles de digerir que las animales.

También contienen una gran variedad de antioxidantes.

Ventajas de las proteínas vegetales frente a las de origen animal

  • Son menos acidificantes de nuestra sangre, pues van acompañadas de más minerales.
  • Contienen menos purinas y se eliminan mejor.
  • En los intestinos se fermentan y no se pudren como las de la carne. La vitalidad de la carne baja al momento mientras que las proteínas vegetales duran hasta semanas sin perder vitalidad.
  • Contienen menos grasas y son insaturadas (beneficiosas para la salud)
  • No contienen colesterol.
  • Tienen fibra.
  • Sobrecargan menos el hígado y los riñones.
  • Fáciles de digerir.
  • Ideales para dietas bajas en calorías.
  • Son más baratas para nuestra economía y la del Planeta.

Las principales fuentes de proteínas vegetales son:

  • La soja y sus derivados
  • Tofu
  • Tempeh
  • El seitán o gluten
  • Salsas de soja
  • Miso
  • Brotes de soja
  • Bebida y postres de soja
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Quorn
  • Algas marinas
  • Levadura de cerveza

¿Sabías que las proteínas vegetales…?

A diferencia de las proteínas vegetales las proteínas animales contienen muchas purinas. Estas son sustancias que deben ser disueltas por el hígado y eliminadas por el riñón. Entre las purinas que abundan en la carne está la xantina, de acción excitante sobre el corazón y el cerebro, causa de la agresividad de los carnívoros.

Las purinas de productos vegetales son menos dañinas por contener potasio y ser un diurético.

El riñón puede eliminar hasta 600 mg. de purinas al día, siempre que esté sano, imaginar la saturación de purinas que existe en la alimentación actual, cuando con un filete de 150 g. hemos cubierto la mitad de lo que el riñón debe de limpiar, todas estas toxinas son principio de enfermedades y problemas de piel, a la vez que es el sistema linfático el que recoge estas sustancias convirtiéndose en un estercolero, y este es un camino directo al cáncer y enfermedades degenerativas en general.

Sin-título-1

Anuncios
Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , | Deja un comentario

La cosmética natural y sus beneficios

Los productos naturales y ecológicos son tendencia y la cosmética no queda al margen. Cada día utilizamos unos 7 productos y en un baño tenemos de media 20 cosméticos entre gel, champú, desodorante, cremas, lociones, limpiadores, maquillaje…

Rose

Cada día nos cuidamos más, pero ¿sabemos qué componentes llevan todos estos productos y sus consecuencias a largo plazo?

En Quieroeco somos conscientes de la importancia de sentirnos bien por dentro y por fuera, por eso queremos ofrecer los mejores productos de cosmética natural con el objetivo de cuidar y mimar nuestra piel y a la vez el medio ambiente.

Los productos cosméticos ecológicos, biológicos u orgánicos son aquellos que utilizan ingredientes procedentes de la agricultura ecológica y están libres de componentes químicos como parafinas, siliconas, parabenos o fragancias sintéticas. Y tampoco experimentan sus productos con animales.

La fabricación o elaboración de productos cosméticos ecológicos y naturales esta íntimamente ligada al respeto del medio ambiente. Su ética ecológica les obliga a trabajar preservando los recursos naturales y evitando residuos químicos perjudiciales para el medio natural.

Los  auténticos cosméticos naturales están elaborados principalmente con componentes vegetales y minerales como hierbas, flores, aceites vegetales, aceites esenciales… y algún conservante suave para garantizar su durabilidad.

Beneficios para la piel

La cosmética natural nos aporta enormes beneficios para nuestra piel. Al ser natural y no llevar componentes químicos agresivos no produce alergias ni efectos secundarios. Son productos de calidad con ingredientes naturales para el beneficio de todo nuestro organismo.

Cerfificaciones oficiales

No todos los productos con componentes naturales son ecológicos y verdaderamente naturales. Existen fabricantes que animados por el auge del mercado natural,  añaden pequeños porcentajes de componentes naturales y lo venden como un producto 100% natural.  ¿Cómo podemos identificar los auténticos cosméticos ecológicos y naturales?

Para resolver dudas sobre la calidad y la credibilidad de los productos, lo mejor es buscar en las etiquetas o envases de los productos un certificado oficial,  que nos asegure que  sus ingredientes son de origen natural y obtenidos por métodos de cultivo y transformación respetuosos con el medio ambiente. Según el país existen distintos sellos; en el caso de España es el Ecocert.

Sellos de cosméticos bio

Imagen

 Ecocert fue el primer organismo de certificación en desarrollar un estándar para los Cosméticos naturales y ecológicos.  Apareció en 2003 y se elaboró de forma conjunta con todos los actores del segmento: expertos, proveedores, fabricantes, distribuidores, consumidores y organismos de desarrollo. Es uno de los sellos más populares en Europa, elaborando un sistema de referencias propio que implica un nivel de exigencia superior al de la reglamentación convencional de los productos cosméticos porque garantiza el respeto al medio ambiente en toda la cadena de fabricación del cosmético, incluida la distribución.

Imagen

Cosmébio: pertenece a la Asociación Profesional Francesa del Cosmético Ecológico y Biológico. Agrupa el conjunto de los actores del sector: proveedores de materias primas e ingredientes, fabricantes, laboratorios cosméticos, distribuidores. Para poder ser adherente y utilizar los logotipos consustanciales al Cosmético Ecológico y Biológico, es necesario haber recibido la certificación de un organismo de control independiente como Ecocert.

bdih

BDIH: Unión Federal Alemana de Empresas Industriales y Comerciales. El control lo efectúa una vez al año un organismo independiente. No se impone un mínimo de productos biológicos, pero ciertos componentes deben proceder de la agricultura biológica.

Imagen

Nature & progres: asociación que agrupa productores agrícolas, fabricantes de productos cosméticos y consumidores. El 100% de los componentes tienen que ser bio. Los productos cosméticos deben provenir de materias primas obtenidas a partir de procedimientos físicos o químicos simples, sin moléculas, perfumes o colorantes sintéticos.

Imagen

Demeter: se utiliza en la agricultura ecológica y en los aceites esenciales. Representa a 3.500 productores de 40 países y es la única que ha creado una red internacional de organismos independientes de certificación para permitir productos certificados.

Imagen

Soil Association: es el principal organismo de certificación de productos ecológicos en Inglaterra. Su objetivo es certificar productos cosméticos que incluyan el máximo de ingredientes ecológicos, que hayan sido procesados mínimamente y que dispongan de un etiquetado claro. Para la certificación orgánica de Soil Association, un producto debe tener un 95% de composición orgánica.

Imagen

CCPB: en Italia el CCPB (Consorcio de Certificación de los Productos Biológicos) ha ampliado el sistema de certificación biológica a los productos cosméticos permitiendo distinguir, con una marca específica, los cosméticos biológicos.

Imagen

AB: para obtener el sello AB, un alimento tiene que estar compuesto por un mínimo de 95% de ingredientes que provengan de la agricultura biológica. Este sello está únicamente dedicado a los productos comestibles, pero también lo podemos encontrar en la cosmética como los aceites esenciales.

Imagen

USDA: el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos permite el uso de este sello únicamente en los productos que están certificados por agencias independientes autorizadas por esta institución y que cumplen con los estrictos estándares que establece el Programa Nacional Orgánico (NOP). Al ostentar este sello, se le da a los consumidores la seguridad de que la producción está evaluada por una agencia autorizada que verifica el cumplimiento estricto de los estándares orgánicos.

Imagen

Natrue: es una asociación internacional de productores de cosméticos naturales y ecológicos que pretende salvaguardar el alto nivel de los estándares de la cosmética natural y sus ingredientes. Con esta finalidad, esta organización sin ánimo de lucro creó en 2008 sus certificaciones de cosmética natural, cosmética natural con ingredientes ecológicos y cosmética ecológica, que ya cuenta con más de cien productos certificados.

Sin-título-1

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Introducción a la alimentación y dieta macrobiótica

 La alimentación “macrobiótica”

La alimentación macrobiótica combina alimentación, medicina e espiritualidad,  se basa en el equilibrio del Yin y el Yang.  El filósofo japonés, Gerorge Ohsawa, fue quien expandió la alimentación macrobiótica a Europa a partir de los años treinta, inspirado por las enseñanzas del doctor Sagen Ishizuka.

 “sin alimentación no hay vida; la calidad de la alimentación determina la calidad de la forma de vida. “

 

La Macrobiótica trabaja la interacción entre el hombre, su alimentación, el estilo de vida que lleva y el entorno en el que vive. Todo aquello que  elegimos para comer y el estilo de vida que llevamos son factores medioambientales que influencian nuestra salud y nuestro estado de bienestar, para la macrobiótica es importante llevar una dieta  adaptada a cada individuo y  un estilo de vida adecuado a los factores medioambientales y el medio natural.

Principios básicos:

  • Tomar alimentos provenientes del medio en el que se vive y de temporada.
  • Comer sólo cuando se tiene hambre y sólo la cantidad necesaria, el resto son excesos.
  • Evitar tomar demasiadas cosas extremadamente Yin con el fin de favorecer la fortificación del sistema nervioso autónomo, base de un sistema inmunitario eficaz.
  • Tomar alimentos lo menos manipulados posible (integrales, sin abonos ni productos químicos, etc.
  • Masticar concienzudamente cada bocado

La pirámide de la alimentación macrobiótica

La filosofía de la macrobiótica también tiene su propia pirámide de alimentos y unas guías sobre las cuales se sustenta la alimentación equilibrada en qué se basa este estilo de vida.

Cereales integrales: Los cereales deberían representar aproximadamente el 40-60% de la alimentación diaria. Deben ser consumidos preferiblemente en granos e integrales. Otras formas de consumir los cereales es en forma de harina, cereales partidos, copos, pasta…. En cada comida debería estar presente un plato a base de este alimento. El arroz integral se considera el cereal más completo y más equilibrado, pero también se puede utilizar el trigo, la espelta, el kamut, la cebada, la avena, el centeno, el mijo, el maíz, el trigo sarraceno, etc.

 

Imagen

Verdura: La verdura tendría que representar aproximadamente un tercio del alimento diario. Podemos variar a menudo el tipo de verdura, poniendo atención de utilizar tanto raíces, (zanahorias, rábanos, nabos) como verdura que crece a nivel del suelo, (repollos, cebollas, calabazas) como hojas verdes (brócoli, hojas de nabo, lechuga). No son adecuadas, por lo menos para su uso regular, las que son muy ácidas o de origen tropical como el tomate, la patata, la berenjena, el pimiento, los espárragos o espinacas.

Legumbres y alimentos proteicos vegetales: Las legumbres deberían representar entre el 5 y el 10 % de la alimentación diaria. En combinación con los cereales integrales, constituyen una importante fuente de proteínas vegetales. Otras fuentes de proteínas vegetales son el tofu, el tempeh o el seitan.

Imagen

Algas marinas: Las algas son una extraordinaria fuente de sales minerales (calcio, hierro, yodo) y vitaminas. Utilizadas antiguamente en todo el mundo, fueron olvidadas con el tiempo en Occidente para ser descubiertas de nuevo recientemente. Las más comunes son la kombu que, mezclada con legumbres las hace más digeribles, el alga wakame, la cual puede añadirse en sopas o guarniciones y la nori, la hijiki y la arame.

Sopas: Se recomienda el uso diario de una sopa de verduras con la adicción de un poco de algas, cereales o legumbres. La sopa debe ser salada principalmente con miso pero también, en alternativa, con shoyu o tamari.

Aceites y condimentos: Las grasas a utilizar como condimento y para la preparación de alimentos son las vegetales, representadas por el aceite de girasol, el de sésamo, de oliva o de otras semillas exprimidas en frío. Por lo que se refiere a la sal, se prefiere la marina integral por su mayor variedad de oligoelementos. Otros condimentos salados son el gomasio, la salsa de soja (shoyu y tamari), el miso, el atto miso, la tekka, etc. Entre los vinagres se deben preferir el vinagre de arroz y el acidulado de umeboshi.

Semillas olorosas: Semillas de sésamo, de girasol, de calabaza, nueces, avellanas, almendras, etc., todas ellas representan una óptima fuente de proteínas vegetales, grasas y sales minerales. A utilizar en cantidades moderadas.

Fruta: La macrobiótica aconseja el uso de fruta de temporada y del clima en el que se vive (por lo tanto, desaconseja el uso de fruta tropical). No recomienda el uso de fruta fresca en cantidades elevadas. También se puede utilizar en pequeñas cantidades la fruta dulce secada (uvas pasas, manzanas, higos o albaricoques secos).

Edulcorantes: El edulcorante más indicado es la malta, obtenida de los cereales. Se debe evitar el azúcar y todos los alimentos que lo contienen.

Alimentos de origen animal: La alimentación macrobiótica privilegia la utilización de pescado con respecto a los demás alimentos de origen animal. En una alimentación macrobiótica equilibrada puede no ser necesaria la utilización de alimentos de origen animal. Normalmente, sin embargo, se aconseja el consumo de pescado una o más veces por semana, incluso más según las necesidades individuales. También se puede utilizar la carne blanca como el pollo si se considera necesario. Sin embargo, se desaconseja el uso de carne roja, leche y todos sus derivados.

Bebidas: Las bebidas recomendadas son té de tres años y el té bancha, cebada y otros cereales tostados. Se pueden utilizar todas las tisanas tradicionales que no tengan efectos estimulantes.

Todos los alimentos consumidos deben proceder de agricultura ecológica, no deben derivar de OGM (organismos genéticamente modificados) y deben ser preparados según métodos naturales o tradicionales.

Alimentación curativa

La alimentación macrobiótica defiende la propiedades curativas de una buena dieta, es decir comer de la forma más equilibrada posible durante el periodo de la enfermedad, con el fin de no agredir al organismo y permitir que se regenere según su propia lógica interna.

Críticas

The Council of Foods and Nutrition de la American Medical Association y el Committee on Nutrition of the American Academy of Pediatrics, y otros expertos nutricionistas, afirman en sus estudios que “el estricto seguimiento de la dieta puede causar escorbuto, anemia, hipoproteinemia, hipocalcemia, pérdida de la función del riñón debido a la poca ingesta de líquidos, así como otras formas de malnutrición, e incluso la muerte.

Sin embargo estas críticas se dirigen a la versión extrema de  la dieta, basada en el único consumo de cereales integrales. Dieta que no se aconseja seguir sin el seguimiento de un experto y  por un corto plazo de tiempo

LA FINESTRA SUL CIELO – (MACROBIÓTICA)

La Finestra sul Cielo nace, en Italia el 1978, con el propósito de ofrecer alimentos ecológicos de alta calidad, conseguir un producto que mejore la calidad de vida de los consumidores y que, a la vez, sea sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Para poder garantizar el mejor sabor y el máximo bienestar y, por ello, en la preparación de todos los productos no llevan ni azúcar, ni leche, ni huevo.

Todos los productos de La Finestra sul Cielo han sido sometidos a una exhaustiva selección de sus ingredientes y todos ellos proceden de agricultura ecológica. En la elaboración de alimentos ecológicos se veta el uso de substancias químicas y sintéticas en su tratamiento (insecticidas, pesticidas, herbicidas…) y se certifica que sólo se han utilizado técnicas de cultivo naturales y ecocompatibles, exentas de OGM, conservantes, colorantes químicos y grasas hidrogenadas. Además, todos los elementos utilizados, desde la semilla hasta el producto final, están certificados por un organismo de control oficialmente reconocido. Es por ello que cuando escoges un producto de La Finestra sul Cielo puedes estar seguro de que responde a todos estos requisitos y que ha sido creado para tu bienestar.

 VOCABULARIO MACROBIÓTICO

VINAGRE DE ARROZ: Condimento de sabor delicado, obtenido a partir de la fermentación del arroz. Utilizar con verduras en lugar del vinagre tradicional, para dar sabor a gelatinas o como delicado aderezo.

VINAGRE DE UMEBOSHI: Condimento obtenido durante la fermentación de las ciruelas Umeboshi; se caracteriza por su sabor ácido y salado.

ALGAS: Ricas en sustancias nutritivas y sales minerales; pueden usarse para una gran variedad de recetas, y a continuación resumimos las variedades más conocidas:

-Arame: Son las algas de sabor más delicado, y necesitan una cocción muy breve: dejar en remojo durante diez minutos, y cocer después durante otros diez minutos en agua con Shoyu. Usar como guarnición, en ensaladas, etc..

-Dulse: Usar cocidas en sopas, o incluso crudas en ensaladas tras haberlas dejado en remojo durante unos minutos.

-Hijiki: Poner en remojo durante media hora y cocer después durante veinte minutos en agua con Shoyu (a esta cocción se pueden añadir verduras cortadas en Juliana); una vez cocidas, estas algas se pueden usar como delicioso complemento en ensaladas.

-Kanten: Algas para puddings y gelatinas. Disponibles en forma de barra, de copos o de hilos que se escinden tras pocos minutos de cocción y una vez frías gelifican.

– Kombu: Reducen el tiempo de cocción de las legumbres si se cuecen junto a éstas, y las hacen más digestivas. Son así mismo deliciosas para preparar caldos vegetales.

-Nori: Pasear en la sartén de modo que se tuesten ligeramente, y cortar en tiras después; usar como condimento en platos de cereales o verduras, o usar como envoltorio en la preparación de Sushi.

-Wakame: Cocer junto a las verduras para la preparación de sopas, tras haberlas dejado en remojo durante diez minutos. Crudas también resultan excelentes, cortadas en trocitos y añadidas como complemento en ensaladas.

AMASAKE: postre natural, preparado a partir de la fermentación del arroz dulce, del arroz integral, del mijo o de la avena. Tras la fermentación los almidones se convierten en una dulce malta de la que resulta una dulcísima crema rica en las sustancias nutritivas de los cereales integrales. Se puede consumir tal cual, o se puede usar como base para la preparación de puddings de fruta.

ARBI: Mezcla a base de Taro (Patata Taro desecada y pulverizada). Se usa en cataplasmas y apósitos.

AZUKI HOKKAIDO: Habas de soja roja cultivadas en Japón; riquísimas en proteínas y muy digestivas.

BARDANA: Cultivada desde hace siglos por los campesinos japoneses; sus raíces se encuentran entre las verduras invernales más consumidas en Japón. Nuestra bardana se obtiene a partir del método de conservación tradicional, es decir, la raiz se corta en tiras muy finas y se dejar desecar al sol de invierno.

BIFUN: Spaghettini de harina de arroz, ligeros y similares a los típicos de China; éstos, sin embargo, se producen de acuerdo a la observación de las estrictas normas de la tradición japonesa.

CUCHILLOS PARA VERDURAS: En el mercado se pueden encontrar diversas modalidades de cuchillos japoneses para verduras (CADDIE), con hoja amplia y de forma rectangular o cuadrada. Facilitan enormemente la tarea culinaria, y permiten una gran precisión en el corte. Se usan apoyando la punta en la tabla de cortar y efectuando entonces el corte con la parte central de la hoja.

DAIKON: Rábano blanco gigante. De sabor parecido al rábano común, se puede consumir cortado a rodajas o rallado, e incluso puesto en salmuera. Su raíz se puede consumir también en sopas, estofados, salsas y ensaladas.

DASHI: Caldo; tradicional condimento japonés obtenido hirviendo algas marinas desecadas.

DENTIE: Preparado a base de sales y berenjena pulverizada y carbonizada, de uso en el cuidado de la dentadura. HOJAS DE SISHO: Hojas de Perilla Frutescens. Presentan un cierto sabor entre ácido y salado, y se usan como envoltorio y en la elaboración de ensaladas.

FU: Óptimo almento rico en proteínas de trigo, usado en sopas tras pocos minutos de cocción, en estofados de verduras y algas tras haberlo rehidratado en agua fría, empanado o cocinado a la plancha con ajo, romero y shoyu. RALLADOR: Sin orificios, de porcelana; usado para rallar el jengibre, los rábanos, cortezas de cítricos, …, …

HOJICHA (bancha): Es un té de sabor esponjoso, nada amargo y muy delicado. Para preparar el hojicha se recolectan las hojas más viejas de la planta del té, se cuecen al vapor para esponjarlas, y después se secan al horno con calor bajo y uniforme para contrarrestar cualquier proceso de fermentación. Las hojas se dejan reposar después durante un año y sólo tras este período se tuestan.

INSALATINI (PICKLES, ingredientes para ensaladas): Verdura fermentada en sal. Esta fermentación puede durar desde unos cuantos días a algunos meses. Se conocen diversos tipos: insalatini de Daikon, de jengibre, de pepino, …

KOJI: Arroz, cebada o soja a los que se ha añadido esporas de Aspergyllus Oryzae. Se usa para hacer miso, tamari, amasake, shoyu, …

KUKICHA: Es una mezcla de brotes y, en menor proporción, de hojas de la planta del te. Parte de los brotes se recogen cada tres años de vida de la planta, y la otra parte cada diez años. Tras la recolección, los brotes se dejan secar durante una semana y después se dejan reposar durante un año, período durante el que adquieren todo su sabor. Después, por fin, se tuestan para crear esta bebida deliciosa y delicada.

KUZU: Fécula de una raiz salvaje (Pueraria lobata), utilizada como espesante en la elaboración de salsas, puddings y para bebidas especiales. Disolver bien una cucharada de kuzu en una taza de agua y añadir a las verduras o a las frutas al fin de la cocción, y mezclar hasta que se espese y sea transparente.

GOMASIO: En japonés GOMA significa sésamo, mientras que SHIO significa sal. Gomashio es el nombre original de este sabroso condimento tradicional de uso directo en los alimentos, y producido con semillas de sésamo tostadas y sal marina. LOTUS: Raíces de loto pulverizadas y jengibre.

MAITAKE: Sabrosa seta, óptima para cocinar en sopas y estofados.

MIJO DULCE: Particular variedad de mijo proveniente de Oriente.

MIRIN: Licor dulce de arroz, usado en cocina y también como bebida. En cocina, unas cuantas gotas de mirin añadidas a la cocción de seitan, tofu o incluso en la preparación de salsas, confieren un delicioso aroma y un sabor pleno, que completan cualquier plato.

MISO: Condimento salado y fermentado a base de soja, sal y cereales (casi siempre arroz o cebada); se usa en lugar de la pastilla de caldo en la preparación de menestras y sopas o para crear salsas y condimentos. El miso de cebada es el más ligero, con sabor dulce, y se adapta a todas las estaciones. El miso de arroz es algo más fuerte y salado, y se adapta especialmente al invierno. El hatcho miso contiene una menor cantidad de sal, y su valor proteínico es más alto; se prepara bajo rígidas condiciones de estacionalidad, ya que se adapta muy bien al invierno.

MOCHI: A base de arroz de la variedad denominada ‘dulce’, cocido y amasado hasta que se convierte en una pasta untuosa, y confeccionado en panecillos que se han de cocer sólo durante algunos minutos en el horno o en una sartén: se hincha y se convierte en crujiente y delicioso.

MU 16: Bebida compuesta de una mezcla de dieciséis hierbas. Es una bebida reconfortante y energética.

NIGARI: Cuajo natural para la preparación del tofu extraído de la sal marina.

OOLONG: El te Oolong posee un característico sabor aromático gracias a un proceso de ligera fermentación.

CEBADA PERLA: No confundir con la cebada perlada; es un cereal japonés óptimo en la cocina, usado a menudo junto al arroz integral (una parte de cebada por cada una o dos de arroz), o simplemente añadiéndolo a las sopas.

PRENSAVERDURAS: Usado para preparar los insalatini (ingredientes para ensaladas o pickles) de verduras.

RECETA BASE: ½ pepino cortado en rodajas redondas, 2 tallos de apio cortados en pequeñas tiras diagonales, 10 rábanos rojos cortados en pequeñas rodajas redondas, una cucharadita de sal marina. Disponer las verduras en la prensa y salar. Cerrar la tapa, regular la presión y dejar reposar durante dos o tres horas. Abrir la tapa y colar el líquido. Si las verduras quedan muy saladas, enjuagarlas con agua fría. Disponer en una ensaladera y añadir ½ cogollo de lechuga cortado en finas tiras. Condimentar con vinagre de arroz o de umeboshi, o con algún otro condimento a placer.

RAIZ DE LOTO: Raiz de loto desecada y cortada en tiras.

RAMEN: Ramen al trigo sarraceno, fideos de trigo sarraceno y de trigo común, son sabrosos y rápidos para cocinar. El envase contiene un sobrecito con el caldo en el que se ha de cocer el ramen. Disolver el caldo en una medida de dos tazas de agua, llevar a ebullición, añadir la pasta y cocer durante dos minutos.

SEITAN: Alimento rico en proteínas de trigo, de consistencia similar a la de la carne. Es importante que la preparación sea cuidadosa y que el producto sea esponjoso y suave; de este modo el shoyu y las sales minerales del Kombu con el que se prepara podrán penetrar en su interior equilibrando las proteínas del trigo. Óptimo para preparar estofados, rellenos; cocinar en sartén, empanado, etc., etc.

SENCHA: Te verde preparado con los brotes y las hojas más jóvenes y primaverales de la planta del te; no fermentado.

SÉSAMO NEGRO: Variedad del sésamo oriental de color oscuro.

SHIITAKE: Es una variedad de seta de delicioso sabor, adaptada para su uso en sopas y estofados. Se debe dejar en remojo durante veinte minutos, tras los cuales se debe cortar en rodajas pequeñas (descatar el pie), y cocinarlo después.

SHIRO MISO: Miso blanco dulce. Condimento dulce y salado que se añade durante la cocción a platos de verduras o que se utiliza en la preparación de salsas.

SHOYU: Salsa de soja, condimento líquido, salado, fermentado de doce a dieciocho meses, a base de soja, trigo, agua y sal. Es u na salsa ligera y poco densa, adaptada a cualquier uso, pero especialmente apta para saborear cereales, legumbres y verduras; añadir al final de su cocción.

SOBA: Spaghetti de harina de trigo sarraceno, suaves. Algunos tipos de soba contienen también harina de trigo común que asegura un mayor grado de cocción.

CEPILLO PARA VERDURAS: Utilizar para limpiar y lavar las raíces. De este modo no es necesario pelar o rallar la superficie de zanahorias, nabos, daikon, etc.

SURIBACHI: Mortero de terracota dura en forma de tronco cónico con su superficie interna rugosa. Con una ligera presión y rotación del mazo es posible moler en pocos segundos semillas y verduras, tofu, ingredientes para cremas, así como diluir el miso en el caldo, etc.

SURIKOJI: Mazo en madera para el suribachi.

TAHIN: Crema de sésamo pelado rica en proteínas, minerales y grasas insaturadas. Muy versátil, se usa para preparar cremas, salsas, dulces, …

TAKUAN: Ingrediente para ensaladas de sabor fuerte y decidido. Se trata del daikon (rábano gigante japonés) puesto a fermentar con salvado de arroz y sal.

TAMARI: Salsa de soja fermentada de manera natural, de sabor rico, más densa que el shoyu. Es particularmente apta para ser utilizada directamente en el plato, con cereales, pasta o en ensaladas.

TEKKA: Condimento a base de raíces y de miso, de sabor particular e intenso; usar en pequeñas cantidades en platos de cereales y verduras.

TEMPEH: El más rico de los alimentos proteicos vegetales, preparado con soja cocida y fermentada. Muy sabr oso, se usa como el tofu.

TOFU: Es un alimento rico en proteínas vegetales, similar a un queso fresco, obtenido cuajando la leche de soja. Es muy versátil: se puede cocinar en estofados, a la plancha, frito, también para rellenos, etc.,

UDON: Tagliatelle japoneses ligeros y sabrosos, óptimos cuando se sirven con verduras salteadas.

UME: Concentrado de ciruelas ume, obtenido tras una larga cocción de zumo de ciruelas. Disolver en pequeñas cantidades en agua hirviendo.

UMEBOSHI: Especial variedad de ciruelas, recolectadas cuando aún están verdes y puestas en salmuera junto a hojas de shiso que las colorean de rosa. Durante este proceso desarrollan un sabor ácido y salado, y resultan un óptimo acompañamiento para todas las verduras. Las ciruelas umeboshi ayudan a una mejor digestión.

WASABI: Raíz similar al rábano común, es indispensable en el sushi. Su polvo se mezcla con poca agua y se deja reposar después unos pocos minutos.

WOK: Cazuela de hierro, acero o ghisa, de forma convexa en su exterior y cóncava en su interior. Usada para freir, saltear, cocer, estofar, …

JENGIBRE: Raíz aromática y picante, usada como condimento.

Imagen

Categorías: Sin categoría | Etiquetas: | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.