LA AVELLANA

 El origen de las avellanas se sitúa en Asia, desde donde su cultivo se extendió a Europa. Representa uno de los más antiguos cultivos alimentarios y sus variedades más importantes son la europea o Corylus Avellana. La avellana constituye un alimento de procedencia vegetal que forma parte de la dieta, de la familia betulaceae.

 

Imagen

 

 

PROPIEDADES PRINCIPALES 

  • En cuanto al aporte nutricional, es un alimento con un alto contenido en vitamina E, ácidos grasos monoinsaturados, grasa, ácidos grasos poliinsaturados, magnesio, calorías, fibra, vitamina B, calcio, vitamina B6, potasio, vitamina B9, fósforo, hierro, cinc, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono y proteínas.

 

  • El resto de nutrientes presentes en este alimento, ordenados por relevancia de su presencia, son: vitamina B2, vitamina B3, selenio, vitamina C, carotenoides, yodo, agua, sodio y vitamina A.

 

  • Las avellanas, como todos los vegetales, no tienen colesterol. Su proteína vegetal es de muy buena calidad, ya que contiene una elevada proporción de arginina este aminoácido es muy importante para el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

 

  • La relación sodio/potasio que tiene la avellana es notablemente favorable al potasio, por lo que es ideal para controlar la hipertensión arterial.

 

  • Las grasas de la avellana son insaturadas, con predominio del ácido oleico. Todo ello ayuda a mantener el colesterol controlado.

 

  • La riqueza de su composición nutricional se complementa con fibra vegetal, vitaminas, sales minerales y oligoelementos.

 

  • Su contenido en vitamina E es muy elevado, por lo cual es muy beneficioso para la piel, las uñas y el pelo y su correcta nutrición.

 

  • La falta de vitamina E se relaciona con los procesos de envejecimiento. Por ello, es conveniente el aporte de dicha vitamina, que actúa como antioxidante con los radicales libres impidiendo así lesiones en los tejidos corporales.

 

  • Son muy energéticas, aportan alrededor de 600 calorías cada 100 gramos.

 

  • También aportan fibras y minerales como el calcio, por lo que son muy recomendables para evitar problemas óseos.

 

  • Las avellanas al tener una cantidad elevada de fibra son idóneas para combatir el estreñimiento.

 

Quieroeco recomienda el consumo de productos y frutos procedentes de cultivo ecológico, pues garantiza una alimentación sana y saludable.

Anuncios
Categorías: Sin categoría | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: